enero 2015

1

Existen diferentes maneras de aclarar el color de los ojos. La práctica oftalmológica tradicional ha recurrido a soluciones como las prótesis oculares, las lentillas o incluso la biokinesis logrando resultados óptimos en la mayoría de los casos. Aunque todas estas técnicas continúen hoy en día en vigencia, deben adaptarse a la aparición de otras soluciones como el tratamiento láser para ojos.

Esta novedosa aplicación consigue aclarar los ojos de manera natural, sin recurrir a implantes ni añadidos. Se trata de un procedimiento ambulatorio no quirúrgico que, de manera segura y eficaz, logra alterar el color de los ojos del paciente con un demostrado grado de eficacia y satisfacción. Esta es la primera técnica capaz de modificar con éxito el color del iris y, por tanto, el de los propios ojos. La tecnología empleada logra eliminar la capa más superficial de melanina del iris de una forma similar a la utilizada para borrar manchas en la piel. El resultado es un aclarado natural del color de los ojos que no reporta efectos secundarios de ningún tipo. La operación se realiza mediante varias sesiones de corta duración sometidas a un proceso de evaluación previo que consigue altos grados de predictibilidad sobre el resultado final. Así, basándose en factores como la pigmentación de los ojos del paciente, su propia carga genética y la experiencia acumulada en anteriores casos, se puede obtener de antemano una aproximación previa muy fiable de la tonalidad resultante. La finalidad de este procedimiento puede ser meramente estética, pero también es válido para corregir definitivamente algunas anomalías oculares como la heterocromía.

Este procedimiento mediante láser ocular ha logrado acumular muy buenas críticas durante su corto periodo de vida. Se trata de un tratamiento seguro, aplicado por profesionales de la oftalmología, que ha obtenido excelentes resultados naturales donde hasta ahora solamente se aplicaban soluciones artificiales.

La clínica Eyecos de Barcelona ha puesto en marcha desde hace dos años un sistema único en el mundo que permite aclarar el color de los ojos con total seguridad. Decenas de personas se han desplazado desde todos los puntos del globo para probar este método pionero que, al igual que otros muchos tratamientos, se basa en la aplicación de láser a los ojos.

 

Neweyes Laser es el nombre que se ha dado a esta técnica capaz de cambiar el color del iris y así aclarar los ojos de una forma segura, eficaz y predecible. Las personas que ya lo han probado han experimentado unos resultados totalmente naturales y han cambiado el color marrón de sus ojos por un verde o azul. Esto se consigue mediante una iridoplastia, un procedimiento por el cual se aplican impactos de láser sobre la superficie, eliminando la capa superficial pigmentada del iris y dejando al descubierto las capas inferiores, de un color más claro.

 

Al tratarse de una técnica ambulatoria no quirúrgica, Neweyes Laser carece de las complicaciones típicas de la cirugía intraocular. Una vez realizado un chequeo previo de la salud de los ojos e informado el paciente de las características del tratamiento, comienzan las aplicaciones de láser, que pueden ir desde cinco a ocho, dependiendo del color original del ojo: cuanto más oscuro, más sesiones se necesitarán. Después de cada una de ellas se puede tener sensación de visión borrosa durante unas cuatro horas y hay que aplicarse una serie de colirios durante una semana, pero se puede hacer vida normal.

 

A diferencia de otros métodos consistentes en la colocación de implantes en el interior del ojo, Neweyes apenas presentan complicaciones posteriores. Eso sí, a la hora de decidirse a cambiar el color de los ojos, hay que tener en cuenta que es un método cuyos resultados son irreversibles.