marzo 2015

0

Las condiciones climáticas extremas afectan a la salud ocular. El frío favorece la sequedad de los ojos que se manifiesta habitualmente en forma de ojos irritados y/o enrojecidos. ¿Cómo prevenirlo? Es necesario cuidar los ojos en invierno, siguiendo estos seis consejos para evitar la sequedad de los ojos por el frío:

1. Utiliza gafas de sol. Los rayos del Sol son nocivos también en invierno, los ojos siempre necesitan una protección adecuada. Con viento y nieve es también necesario extremar el cuidado de los ojos.
2. Comprueba la humedad relativa del aire del hogar y lugar de trabajo, en caso necesario, recurre a humidificadores.
La calefacción reseca el ambiente, favoreciendo la sequedad ocular.
3. No descuides la hidratación. La sensación de sed no es la misma en invierno que en verano, pero la hidratación es igual de necesaria.
Apuesta por las infusiones calientes o caldos, aportan líquidos de una manera agradable frente al frío del invierno.
4. Revisa tu dieta. Una dieta rica en alimentos que aporten agua como las verduras de hoja verde y frutas como la manzana contribuye a mantener la salud ocular.
5. Controla y limita el tiempo de exposición a pantallas de ordenadores o dispositivos similares que favorecen la sequedad de los ojos.
La época de frío invita a quedarse refugiado al calor del hogar. Aumentan las horas que adultos y niños pasan frente al ordenador jugando, viendo películas o interactuando en las redes sociales. Para una buena higiene ocular también es necesario cuidar el ojo frente al ordenador, evitando exposiciones prolongadas.
6. Consulta con profesionales de la vista – ópticos u oftalmólogos- la necesidad de utilizar gotas de lágrima artificial.

En invierno convergen factores nocivos para la salud ocular. Es necesario no bajar la guardia y tener siempre presentes estos seis consejos para evitar la sequedad de los ojos por el frío.

Hace años que muchos hombres y mujeres sueñan con cambiar el color de sus ojos. El romanticismo de la poesía y otros arquetipos han llevado a generar este inconformismo respecto al color del órgano de la vista. Aunque todos los ojos son bellos, lo cierto es que hay personas dispuestas a todo por lucir una mirada en color verde o azul, o sencillamente, cambiar su aspecto. Las lentillas ya supusieron una revolución en su momento pero la ciencia avanza y hoy puede ofrecernos nuevas técnicas más perfeccionadas en beneficio de la belleza y la salud. El tratamiento Neweyes Laser te permite cambiar el color de los ojos de una manera segura y sin poner en riesgo la salud visual.

Se trata de una técnica ambulatoria y no quirúrgica, mediante láser, lo que evita los riesgos de la cirugía intraocular. Y actúa sobre el iris. Los resultados son muy naturales. No afecta al ojo ni a la agudeza visual, tan solo un rato tras la intervención puede provocar un enturbiamiento de tu visión por apenas cuatro o cinco horas.

Las fases del tratamiento
Unos ojos marrones pueden pasar a ser verdes o azules. Es real. Y para que esto sea posible con todas las garantías, te someterás a distintas fases, en las cuales se analizarán los ojos, se estudiará el caso concreto y, posteriormente, se repasarán los resultados obtenidos. Es decir, la persona que acude a la clínica realiza una primera visita para analizar su situación. Cada ojo se somete al tratamiento en una sesión independiente. Es decir, una operación para cada ojo y, controlando que el resultado sea el esperado, el paciente regresa a la clínica en dos sesiones más para repasarlos.

Es un tratamiento seguro, que no ha manifestado casos de daños importantes en los ojos de ningún paciente y, sin embargo, aumenta tu autoestima.

0

Tras haber desarrollado Neweyes, la primera técnica de cambio de color de ojos mediante láser, Eyecos sigue destinando gran parte de sus recursos a I+D para la mejora de la exclusiva tecnología de la clínica que cambia el color de los ojos.

Problemas como la heterocromía de iris u otros relacionados con el autoestima ya no son tales porque Eyecos continúa perfeccionando esta revolucionaria técnica láser para cambiar el color de los ojos, que ya ha sido probada por 300 personas de todo el mundo con resultados altamente naturales, para mejorar su ya contrastada eficacia, pero también buscando la mayor seguridad de cara al paciente.

Gracias a la más avanzada tecnología y a los avances de su departamento de I+D, la clínica ha creado una técnica para cambiar el color de los ojos de forma eficaz y predecible; es completamente segura, y no se han observado, tras aplicarla, cambios refractivos, disminución de la agudeza visual, limitación de los reflejos pupilares o elevaciones de la presión intraocular.

Desde su creación, hace ya 20 años, la clínica se ha caracterizado por su apuesta por la investigación y el desarrollo tecnológico, haciendo especial hincapié en la formación continua de sus profesionales. Eyecos desarrolla hoy en día diferentes líneas de investigación oftalmológica clínica en colaboración con distintos departamentos universitarios (Universidades de Barcelona y Valencia) o escuelas de óptica y optometría (como la de Alicante). Esto le hace estar a la vanguardia de la investigación en la materia, siendo la única clínica capaz de cambiar el color de los ojos mediante el láser.

Su sistema láser es una realidad en constante perfeccionamiento. La oftalmología puede ahora cambiar el color de los ojos, y de una manera fácil y segura. Los avances tecnológicos introducidos por la clínica Eyecos lo hacen posible, abriendo un abanico de posibilidades estéticas todavía por explorar

En los últimos tiempos se han desarrollado modernos procedimientos oftalmológicos basados en el empleo de tecnología láser para cambiar el color de ojos. Pese a que la principal utilidad de este tipo de sesiones sea meramente estética, el láser ocular también es válido a la hora de corregir determinadas anomalías físicas como la heterocromía, tratable de manera sencilla en cualquier clínica de color de ojos que disponga de dicha tecnología.

La heterocromía es una afección física que aparece cuando el iris presenta diferentes colores. Las causas de la misma pueden ser tanto congénitas como adquiridas; en este segundo caso suele presentarse por derivación directa de traumatismos o determinadas enfermedades.
Puede darse en diversos grados según el nivel de pigmentación diferenciada. Así, se habla de heterocromía total cuando cada ojo presenta una tonalidad diferente o de heterocromía parcial cuando es solamente una sección de este la que se ve afectada. La causa de esta alteración es siempre debida a un desajuste en el iris del nivel de melanina, el compuesto químico que determina la pigmentación en animales y plantas.

La técnica de color de ojos por exposición láser basa su efectividad en la eliminación de la capa más superficial de melanina existente en el iris. De esta manera, se consiguen resultados de gran naturalidad que siempre buscan alcanzar el color real de cada paciente. La heterocromía puede ser corregida mediante dichas técnicas al ser estas capaces de alterar los desajustes en el nivel de melanina que son la causa principal de su aparición.

Se trata de un procedimiento seguro y fiable. Al ser sesiones no quirúrgicas, no requieren hospitalización ni sutura así como tampoco presentan efectos secundarios relevantes por no afectar a la estructura visual. La efectividad del tratamiento ha sido sobradamente demostrada en cada una de las operaciones que se han realizado hasta la fecha.