Category: Artículos de interés

0

¿Quieres cambiar el color de tus ojos de forma cómoda y segura? Entonces tienes que someterte al tratamiento Neweyes Laser. Consiste en un tratamiento que cambia el color del iris de tus ojos sin necesidad de someterte a una intervención quirúrgica, ya que se trata de un tratamiento ambulatorio.

El tratamiento Neweyes consiste en despigmentar la capa superficial del iris a través del uso del láser. De este modo, las personas que tienen los ojos marrones pueden aclarar su tonalidad y conseguir unos ojos verdes o azules de manera definitiva, evitando el uso continuo de lentillas de contacto.

Entre las ventajas está precisamente que, al no tener que pasar por el quirófano, se elimina el proceso postoperatorio y también se evita la anestesia general y sus contraindicaciones. No tiene efectos secundarios médicos.

Además, es un proceso definitivo (por lo que ya no hay que recurrir a las lentillas que resecan los ojos) que se completa en unas tres semanas, periodo que puede prolongarse, en función del color del iris inicialmente.

Cuanto más marrón sea el color inicial del iris, más posibilidades hay de conseguir unos ojos verdes. Por su parte, si tienes los ojos color miel, se puede conseguir una mirada de tonalidad azul.

En cuanto al número de sesiones, también varían, según el color inicial, pero de media ronda las seis sesiones. El tratamiento cuesta alrededor de los 2.000 euros.

Cabe destacar que este tratamiento es compatible con otros que tratan problemas oculares, como miopía, cataratas, astigmatismo o hipermetropía.

Es una de las tendencias más novedosas en la estética y la moda, ya un alto porcentaje de las personas que se han tratado en la clínica (que se encuentra ubicada en Barcelona) con el procedimiento de Neweyes Laser lo han hecho por motivos estéticos, aunque también acuden personas con complejos, por tener ojos de distinto color (es decir, que sufren la heterocromía).

0

Junto con el frío, el ordenador es un mal aliado para nuestra vista, ya que su uso diario durante varias horas puede afectar a nuestra salud ocular. Como no se trata de cuidar tus ojos solo en invierno (aunque la sequedad en los ojos que provoca el frío sea muy molesta), en este artículo te mostramos algunos consejos para el cuidado de los ojos al trabajar con tu ordenador.

Ya sea por motivos profesionales o de ocio, pasamos muchas horas delante del ordenador y, con el paso del tiempo, aparecen los primeros problemas en nuestra vista. Ante cualquier síntoma, lo mejor es acudir a un profesional de la salud ocular que haga el diagnóstico correcto y ponga la solución adecuada pero, mientras tanto, te damos algunas claves para cuidar tus ojos del monitor del ordenador.

Uno de los principales problemas oculares que aparecen cuando trabajamos durante un prolongado periodo de tiempo frente al ordenador es la vista cansada. A partir de los 40 años es normal que aparezcan estos síntomas y, si además la persona utiliza mucho el ordenador, el problema de la visión cansada es frecuente.

Para evitar en la medida de lo posible este problema es recomendable mantener una distancia de, como mínimo, 50 centímetros desde los ojos a la pantalla y hacer paradas cada 20 minutos, cambiando la mirada hacia otros puntos alejados, al menos, 8 metros.

También es recomendable tener una buena iluminación en la estancia, si puede ser natural mejor. Es fundamental evitar los reflejos, muy dañinos para los ojos.

Tápate los ojos y parpadea a menudo. Supone una excelente manera de relajar la vista y evitar la sequedad de los ojos, ya que así aumentas su hidratación. Como alternativa, en ocasiones se pueden usar lágrimas artificiales para mejorar la lubricación ocular.

Con estos consejos, tu vista estará protegida y no tendrás que renunciar a disfrutar de tu ordenador.

0

La vista es uno de nuestros sentidos más importantes y sensibles. El cuidado de los ojos, por lo tanto, es una necesidad. En este sentido, conviene que tengamos en cuenta una serie de consejos relacionados con la salud ocular.

En primer lugar, nuestra vista funcionará mejor si seguimos una dieta equilibrada y rica en vitaminas y antioxidantes. Tener hábitos de vida saludables resulta esencial para que este sentido no se resienta. De hecho, descansar suficientemente, tanto a la hora de dormir como en medio de las actividades que requieren fijación de la vista, es fundamental para evitar la fatiga en los ojos. No solo tenemos que cuidar estos órganos, sino también sus protectores. Por ejemplo, las gafas y las lentes de contacto, que han de encontrarse en un estado óptimo y estar homologadas con los modelos aconsejados por los profesionales médicos. Debemos evitar, además, las condiciones deficientes o excesivas de iluminación en interiores o la sobreexposición al sol, puesto que fuerzan la vista.

Cuidar los ojos en las épocas del año que hace más frío requiere mayor atención. El uso de sistemas de calefacción provoca la sequedad de ojos por frío. Ante este problema, se recomienda el uso de humectantes y colirios. También participamos en actividades que conllevan riesgo para la vista, tales como la lectura o el uso de ordenadores. Cuidar el ojo con ordenador delante depende de adoptar posturas y distancias adecuadas, ya que puede resecarse si no se parpadea frecuentemente.
La higiene, al igual que la alimentación, resulta básica. Al frotarnos los ojos con las manos, corremos el riesgo de infectarnos en estos órganos tan sensibles.

Los problemas asociados a la salud ocular aumentan con la edad. Razón de más para que visitemos periódicamente a los doctores especializados en el cuidado de los ojos.
Sin lugar a dudas, la vista es el sentido que más necesitamos para llevar a cabo nuestras actividades cotidianas, por lo que debemos preservarlo.

3

El 98% de la población tiene ojos marrones frente a un 2% que los tiene claros. A través de ellos llega la mayor parte de información y son un óptimo transmisor del estado anímico y una excelente fuente de comunicación y seducción. Pero hay personas que no se sienten identificadas con ellos o presentan alguna anomalía y sueñan con cambiar el color de sus ojos. Esta posibilidad ya es una realidad con la técnica Neweyes, que permite el cambio de color de ojos de forma definitiva y segura. Si quieres ver la vida de otro color, te explicamos en qué consiste.

En primer lugar debes saber que es una técnica ambulatoria -no quirúrgica- y permite hacer vida normal. Además hoy por hoy es la única en todo el mundo capaz de cambiar el color de los ojos de forma eficaz, indolora y sin efectos secundarios. Sin tener que recurrir a lentillas ni a implantes oculares.

El tratamiento radica en despigmentar la capa superficial del iris mediante láser para pasar del marrón a tonalidades verdes o azules. Dependiendo de la intensidad del color original, harán falta más o menos sesiones y controles cada seis meses. Por eso, el primer paso es acudir a consulta o contactar por teléfono para que nos tomen o valoren las primeras fotos del iris. En los casos de grado III y IV, el tratamiento será con láser de nueva generación con un coste de 3.000 euros. En los de grado I y II será de 2.000 euros y el tratamiento se podrá realizar en nueve sesiones continuas o en dos, con un intervalo de uno o dos meses entre ellas.

Después de cada sesión, los cuidados son mínimos. No conlleva molestias ni necesidad de reposo. Durante sus dos años de vida, unas 180 personas han logrado aumentar su autoestima mediante esta innovadora técnica láser. Con resultados naturales al 100%.

1

La salud ocular es un bien fundamental para el bienestar personal. Un buen cuidado de ojos requiere de unos hábitos. En este sentido, es recomendable cuidar la vista de los posibles efectos del Sol. ¿Cómo cuidar los ojos en frente al sol?

La exposición continuada de la vista frente a los rayos ultravioletas puede ser causa progresiva de pérdida de visión. También es muy importante poner una atención especial en situaciones de riesgo. Por ejemplo, al conducir un coche cuando el conductor puede quedar deslumbrado por el exceso de luz en ciertos momentos si no se protege del modo adecuado. Este efecto deslumbramiento de los rayos ultravioleta aumenta en ciertos contextos como en verano, pero también en paisajes invernales nevados y en días de lluvia.

Las gafas de sol son un recurso muy saludable que ejerce una función de protección visual frente al impacto del Sol. Se debe de elegir una montura con unos cristales de calidad. Elige tus gafas de sol en una óptica especializada. Dichas gafas también deben de tener una función correctiva en el caso de que la persona tenga algún problema visual como, por ejemplo, miopía o astigmatismo. En tal caso, los cristales de las gafas deben ser graduados.

De este modo, las personas que de un modo habitual utilizan gafas también previenen las posibles consecuencias de tener ojo seco. La sequedad ojos por el frío es un problema frecuente en invierno. Elige gafas de sol homologadas, preferiblemente en los siguientes colores: ámbar, marrón, verde y gris. Además, al caminar por la ciudad, evita mirar directamente al Sol.

Aprovecha las horas de luz natural en tu hogar para realizar aquellas actividades que requieren de un esfuerzo visual (leer el periódico o coser). Por último, una buena iluminación potencia además la concentración laboral al cuidar el ojo ante el ordenador.

0

Las condiciones climáticas extremas afectan a la salud ocular. El frío favorece la sequedad de los ojos que se manifiesta habitualmente en forma de ojos irritados y/o enrojecidos. ¿Cómo prevenirlo? Es necesario cuidar los ojos en invierno, siguiendo estos seis consejos para evitar la sequedad de los ojos por el frío:

1. Utiliza gafas de sol. Los rayos del Sol son nocivos también en invierno, los ojos siempre necesitan una protección adecuada. Con viento y nieve es también necesario extremar el cuidado de los ojos.
2. Comprueba la humedad relativa del aire del hogar y lugar de trabajo, en caso necesario, recurre a humidificadores.
La calefacción reseca el ambiente, favoreciendo la sequedad ocular.
3. No descuides la hidratación. La sensación de sed no es la misma en invierno que en verano, pero la hidratación es igual de necesaria.
Apuesta por las infusiones calientes o caldos, aportan líquidos de una manera agradable frente al frío del invierno.
4. Revisa tu dieta. Una dieta rica en alimentos que aporten agua como las verduras de hoja verde y frutas como la manzana contribuye a mantener la salud ocular.
5. Controla y limita el tiempo de exposición a pantallas de ordenadores o dispositivos similares que favorecen la sequedad de los ojos.
La época de frío invita a quedarse refugiado al calor del hogar. Aumentan las horas que adultos y niños pasan frente al ordenador jugando, viendo películas o interactuando en las redes sociales. Para una buena higiene ocular también es necesario cuidar el ojo frente al ordenador, evitando exposiciones prolongadas.
6. Consulta con profesionales de la vista – ópticos u oftalmólogos- la necesidad de utilizar gotas de lágrima artificial.

En invierno convergen factores nocivos para la salud ocular. Es necesario no bajar la guardia y tener siempre presentes estos seis consejos para evitar la sequedad de los ojos por el frío.

2

Hace años que muchos hombres y mujeres sueñan con cambiar el color de sus ojos. El romanticismo de la poesía y otros arquetipos han llevado a generar este inconformismo respecto al color del órgano de la vista. Aunque todos los ojos son bellos, lo cierto es que hay personas dispuestas a todo por lucir una mirada en color verde o azul, o sencillamente, cambiar su aspecto. Las lentillas ya supusieron una revolución en su momento pero la ciencia avanza y hoy puede ofrecernos nuevas técnicas más perfeccionadas en beneficio de la belleza y la salud. El tratamiento Neweyes Laser te permite cambiar el color de los ojos de una manera segura y sin poner en riesgo la salud visual.

Se trata de una técnica ambulatoria y no quirúrgica, mediante láser, lo que evita los riesgos de la cirugía intraocular. Y actúa sobre el iris. Los resultados son muy naturales. No afecta al ojo ni a la agudeza visual, tan solo un rato tras la intervención puede provocar un enturbiamiento de tu visión por apenas cuatro o cinco horas.

Las fases del tratamiento
Unos ojos marrones pueden pasar a ser verdes o azules. Es real. Y para que esto sea posible con todas las garantías, te someterás a distintas fases, en las cuales se analizarán los ojos, se estudiará el caso concreto y, posteriormente, se repasarán los resultados obtenidos. Es decir, la persona que acude a la clínica realiza una primera visita para analizar su situación. Cada ojo se somete al tratamiento en una sesión independiente. Es decir, una operación para cada ojo y, controlando que el resultado sea el esperado, el paciente regresa a la clínica en dos sesiones más para repasarlos.

Es un tratamiento seguro, que no ha manifestado casos de daños importantes en los ojos de ningún paciente y, sin embargo, aumenta tu autoestima.

0

Aclarar ojos oscuros a colores más claros como el verde o el azul es ahora una posibilidad completamente viable. Gracias a la Clínica Eyecos de Barcelona y a su revolucionario método de láser de ojos Neweyes sin necesidad de cirugía, ojos marrones pueden convertirse en claros de forma permanente, es decir, sin la utilización de lentillas.

 

El láser de ojos Neweyes utilizado por esta clínica lleva a cabo una eliminación de la capa más superficial del pigmento que aporta color a los ojos marrones o negros (llamado melanina y también responsable del color de la piel) en el iris. De esta manera, se consigue aclarar ojos oscuros y transformarlos en claros de forma natural y completamente segura, ya que, hasta ahora, no se han encontrado efectos secundarios (aparte de la vista neblinosa que se restablece pasadas unas pocas horas tras las sesiones de láser). Para llevar a cabo este tratamiento son necesarias aproximadamente 5 sesiones de láser más algunas posteriores de control.

 

Este pionero tratamiento también es efectivo para corregir la heterocromía (una patología que deriva en que el paciente posea un ojo de color distinto al otro), que hasta la aparición de esta técnica era imposible tratar sin lentillas. El láser para aclarar ojos oscuros también se puede combinar con diferentes tratamientos para corregir defectos oculares como la miopía o el astigmatismo. No obstante, no se aceptan para este tratamiento las personas que sufran enfermedades generales crónicas como la diabetes, cardiopatías o psicopatías.

 

Tampoco podrán realizarlo, como es lógico, aquellas que posean enfermedades oculares crónicas, como por ejemplo la uveítis o el glaucoma.

Con el método de la Clínica Eyecos de Barcelona (con un coste aproximado de unos 2000 euros y un porcentaje de éxito del 100 %) numerosos pacientes han conseguido aclarar su color de ojos de forma permanente, segura y con resultados predecibles.

0

¿Sabes qué es la heterocromía? Es una condición en la que los ojos son de distinto color. Esta anomalía es consecuencia del exceso o falta de coloración, a causa de una desigualdad de la melanina del iris, la encargada de crear pigmento. El láser para ojos puede corregir la heterocromía mediante el cambio del color de los ojos, una técnica que surge fruto de las investigaciones sobre esta patología.

 

Las causas de la heterocrómía suelen ser genéticas, aunque las lesiones y enfermedades también pueden provocarla. Puede ser total, cuando los ojos son de colores distintos, o parcial, cuando solo afecta a una parte del iris. Hasta ahora, la única solución consistía en llevar lentillas de colores. En la actualidad, se puede corregir gracias a los avances en el campo de la oftalmología.

 

El tratamiento consiste en aplicar láser durante cinco sesiones, aproximadamente, para eliminar la capa superficial de melanina y aclarar de forma natural el iris. Siempre es necesario que un oftalmólogo descarte previamente que el paciente pueda presentar efectos secundarios como consecuencia de otras patologías oculares.

 

La técnica es ambulatoria, no quirúrgica y, por tanto, no reviste las complicaciones propias de la cirugía intraocular. Tampoco se han observado después alteraciones en la agudeza visual, los reflejos pupilares o la presión intraocular. En el 100% de los casos se consigue la despigmentación del iris, aunque el color final puede variar desde el verde al azul, con sus respectivas tonalidades.

 

El tratamiento ya se ha practicado a centenares de personas de todo el mundo, que han decidido igualar o cambiar el color de sus ojos en la única clínica del mundo que lo realiza: Eyecos.

 

En definitiva, es una técnica eficaz, segura y predecible. Tanto si quieres corregir la heterocromía como cambiar el color de tus ojos, lo importante es que estés en manos de profesionales de la salud ocular.

0

La naturaleza muchas veces es caprichosa y nos da un color de ojos con el cual no nos sentimos del todo a gusto. También puede suceder que, a causa de una lesión o enfermedad, se produzca una heterochromia iridum, es decir, que cada iris posea un tono diferente. Pues bien, ahora es posible cambiar de color de ojos de una forma completamente segura con New Eyes Laser, basada en una técnica de láser ambulatoria para ojos, la misma que se emplea en casos de cataratas, miopía o astigmatismo. De este modo, en tan solo un instante, se habrá solucionado por completo el problema.

 

Si bien es verdad que hasta ahora existían otras intervenciones que conseguían el cambio de color de ojos, como la biokinesis o el implante ocular, técnicas realmente loables, el láser actúa de una manera más rápida. Asimismo, también se puede recurrir a las lentillas por parte de aquellos pacientes que no deseen, por el momento, someterse a ningún tipo de operación. Sin embargo, deben conocer que la tecnología NewEyes Laser carece de las complicaciones propias de la cirugía intraocular. Además, los resultados que se obtienen son del todo naturales y se conocen de antemano a ciencia cierta.

 

Por el momento, más de 180 pacientes han sido tratados de forma completamente satisfactoria pues no han remitido ningún tipo de queja o complicación posterior, ni siquiera alteraciones leves como fotofobia, sequedad, dolor o irritación. Tampoco han surgido elevaciones de la presión intraocular ni refracción. El único efecto secundario, plenamente tratable, ha sido la microhemorragia estromal, que se resuelve en el 100 % de los casos. La clínica Eyecos de Barcelona es la encargada de realizar esta operación y, por el momento, es la única en el mundo. El doctor Grimaldos, un auténtico especialista en el tema con amplios conocimientos y experiencia, supervisa todas las intervenciones. ¡Anímate a solucionar tu problema ya!